La ordenanza pública nos obligaba a construir dos edificios para conseguir la máxima edificabilidad en la parcela, por lo que planteamos un primer edificio desde la calle, como un elemento singular pero tranquilo que diera una imagen de continuidad con el vecindario.

Al mismo tiempo, dada la inexistencia de una normativa reguladora de la demanda actual, decidimos llevar al límite el cumplimiento normativo materializando con exactitud las ordenanzas y construyendo un segundo edificio que no tiene nada que ver con lo que se pretende en el vecindario, pero que no deja indiferente a ningún observador: un edificio de planta circular, con una fachada estructural materializada en hormigón visto, que surge desde el sótano y se descompone a medida que va ascendiendo, para permitir a todas las viviendas la mejor orientación hacia el sur, con un patio central desde el que se da acceso a cada apartamento a través de espacios abiertos.

El proyecto rompe con el esquema habitual de desarrollo urbano de la zona, con implantaciones abusivas de adosados. Se ha generado un hito en el ámbito residencial de baja densidad, muy verde, ocupando todas las cubiertas de los edificios con jardines.

Superficie construida 4.711 m2

El Proyecto ÁBATON-Almanzora recibió el premio Asprima-Sima 2009 a la Mejor Promoción de Vivienda Privada de España.

Proyecto arquitectura: ÁBATON
Proyecto de interiorismo: BATAVIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =