Proyecto de Li Xiaodong  en la pequeña aldea de Huairou, a las afueras de Pekín.

 

El objetivo fue modernizar el pueblo mediante la construcción de un espacio de lectura en un ambiente tranquilo; por otro, potenciar la naturaleza de alrededor en la arquitectura.

Dado que la naturaleza circundante es excesiva y bella, la intervención de los arquitectos fue mínima en su expresión externa. La elección de los materiales fue crucial para aunar el criterio arquitectónico con las características del lugar. Los palos de madera que se utilizaron para cubrir la estructura son originarios del pueblo y utilizados en la vida diaria de sus habitantes para calentar la cocina.

El interior tiene un carácter muy expresivo con espacios diferenciados mediante cambios de nivel. El edificio está complemente acristalado para permitir el paso de la luz  y los palos de madera ayudan a atenuar ésta extendiéndola de manera uniforme y proporcionando el ambiente de lectura idóneo.

Fotografías  Li Xiaodong Atelier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 1 =