En el parque de Pedras Salgadas, Portugal,  de  los arquitectos portugueses Luis Rebelo de Andrade y Diogo Aguiar.

Consiste en 7 pequeñas viviendas en armonía con el entorno, diseñadas con un sistema modular prefabricado pero flexible, que se adaptan a los diferentes lugares del parque donde se ubican. Así, el resultado es  viviendas diferentes a partir de los 3 módulos básicos (entrada/baño, salón, dormitorio) creando distintas morfologías y diálogos con la naturaleza circundante y ocupando de forma inteligente el vacío entre los inmensos árboles, dotando a cada casa de una personalidad única.

Fotografías Fernando Guerra

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + catorce =