http://despiertaymira.com/cgi-bin/

http://despiertaymira.com/cgi-bin/map40.html

http://despiertaymira.com/cgi-bin/map80.html

 

Una guardería atípica y divertida para el barrio más populoso de Copenhague

Una de las mejores formas de motivar a un niño pequeño es integrarse de lleno en su mundo particular. Esto es lo que hizo el estudio de arquitectura danés COBE a la hora de diseñar una nueva guardería para el barrio de Frederiksberg, el más densamente poblado de Copenhague.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (21)

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (19)

El solar, que antes albergaba un pequeño jardín de infancia para 30 niños, tenía que transformarse en un espacio acogedor para 182 peques de entre 0 y 6 años. Rodeado por amplias zonas verdes, chalets y abrumadores bloques de viviendas, uno de los retos del proyecto era crear un edificio que encajase en este contexto.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (22)

La solución de los arquitectos se basó en el espíritu infantil. En lugar de construir un único bloque, idearon una estructura dinámica de piezas más pequeñas con diferentes alturas y orientaciones que se integra en el entorno y supone un oasis para los niños. Así nació Frederiksvej Kindergarten, un conjunto de 11 casitas conectadas que evoca un pueblo en miniatura, protector y lúdico.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (12)

El aspecto exterior de todas ellas es tan sencillo como el dibujo espontáneo que haría cualquiera de sus jóvenes ocupantes: tejados a dos aguas y fachadas lisas -con desagües y conexiones ocultas-, así como ventanas sin marcos para darle ese toque naíf tan agradable.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (4)

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (10)

La disposición de los bloques crea, además, áreas de juego al aire libre orientadas hacia la zona verde y garantiza una buena iluminación natural, que se ve potenciada por la abundancia de tragaluces.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (3)
Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (7)

En el interior continúa la diversidad, con salas de varios tamaños distribuidas en dos o tres plantas y accesos desde el exterior. Dos grandes atrios conectan los diferentes espacios y son los puntos de reunión del personal, los pequeños y los padres.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (2)

Cada sitio interno tiene una función y una personalidad propias (zonas de descanso, aulas, pasillos y patios donde correr, jugar y socializar…), actuando como diminutos mundos independientes dentro del edificio principal. Y para ahondar todavía más en este tema central de la escala, varias habitaciones incluyen a su vez pequeñas estructuras de madera en forma de casa, que sirven de cunas, cambiadores de pañales o cocinas.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (9)

COBE ha conseguido crear un centro acogedor a la medida de los niños, un ambiente divertido que favorece su creatividad y sus ganas de aprender, con muchos lugares especiales de los que disfrutar todo el año. Una guardería a la que, sin duda, muchos desearíamos haber ido.

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (6)

Fotografías: Rasmus Hjortshøj COASTARC

Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (17) Guarderia_Coast Studio-Photo RasmusHjortsh-despiertaymira (16)

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =