Una buena distribución de espacios es básica en cualquier proyecto residencial. Pero esta premisa resulta aún más sugestiva cuando, una vez construido, es el propietario el que puede alterar esos volúmenes a voluntad según sus necesidades. Esto es lo que hoy nos propone la reforma interior de la Casa BHMM, una vivienda de la localidad alicantina de Altea con vistas al Mediterráneo y al río Algar.

casabhmm_despiertaymira_01 (1)

La remodelación integral ha corrido a cargo del Estudio ji arquitectos, una firma local dirigida por Jorge Frías e Irene Zurdo. Su idea era ofrecer un espacio diáfano pero transformable, donde los usos públicos y privados se pudiesen variar fácilmente.

casabhmm_despiertaymira_01 (12)

casabhmm_despiertaymira_01 (14)

Para ello, todo gira en torno a una pieza central de almacenaje que va organizando cada lugar. Las áreas de servicio de la vivienda, como la cocina y los dos baños completos, se ensamblan con esta pieza principal para configurar un mecanismo variable de volúmenes a través de los cuales se puede circular. De esta manera se crean el resto de estancias: un salón mudable en comedor, un dormitorio principal que puede pasar a ser un dormitorio suite con vestidor, una habitación multifuncional en el otro extremo de la casa…

casabhmm_despiertaymira_01 (19)

casabhmm_despiertaymira_01 (17)

Los cerramientos se completan mediante un sistema de paneles de madera ocultos. Si están recogidos tenemos unos corredores fluidos y luminosos, mientras que si se despliegan, el volumen se compartimenta en las diferentes estancias.

casabhmm_despiertaymira_01 (6)

casabhmm_despiertaymira_01 (4)

Es notable también el uso del color en esta reforma. Los umbrales -o zonas de paso del espacio público al privado- vienen marcados por la madera de roble, cuyo tono oscuro genera intimidad por contraste con las piezas blancas y resplandecientes del resto de la vivienda.

casabhmm_despiertaymira_01 (5)

casabhmm_despiertaymira_01 (16)

En ciertas zonas, como la salida a la terraza desde el salón, estos umbrales se fragmentan en lamas de madera para enmarcar las líneas visuales. En esta transición en concreto, la madera se extiende también hacia el suelo, y los huecos generados se aprovechan para crear unas esbeltas estanterías, que aportan un toque distintivo y elegante.

casabhmm_despiertaymira_01 (11)

casabhmm_despiertaymira_01 (10)

casabhmm_despiertaymira_01 (9)

casabhmm_despiertaymira_01 (8)

Además, una talla sutil de líneas verticales en la madera se extiende por toda la casa con un patrón supuestamente aleatorio, aportando ritmo a las zonas más largas. A esta rotunda huida de la monotonía contribuyen también los huecos forrados en roble distribuidos en sitios clave, como entre el dormitorio y el vestidor, y que sirven de nexo de unión.

casabhmm_despiertaymira_01 (3)

Fotos e imágenes: Mariela Apollonio. Fotógrafa de arquitectura

casabhmm_sectrans casabhmm_seclong casabhmm_planta casabhmm_esquemaspiezas casabhmm_esquemas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − siete =