Instalación tela de araña suspendida de Numen

Quien más quien menos ha soñado alguna vez con arañas, esas tejedoras incansables a las que tanto partido ha sacado el cine de terror. Y el peor escenario suele ser quedar atrapado en una de sus redes. Pues bien, ahora ya es posible experimentar esa misma sensación con los ojos bien abiertos gracias al colectivo artístico Numen / For Use.

Instalación de gran tamaño de Numen en interior de museo

Integrado desde 1998 por los diseñadores industriales Sven Jonke (Alemania), Christoph Katzler (Austria) y Nikola Radeljković (Croacia), está especializado en campos como la escenografía, el mobiliario y el arte conceptual, en el que son muy conocidos por sus instalaciones de gran tamaño.

personas interactuando en instalacion tela de araña

Estas intervenciones, realizadas desde 2008, son fruto del interés del grupo por la construcción de objetos sin una función predefinida, para que el público interactúe con ellos. Utilizando materiales tan accesibles como cuerdas o cinta adhesiva de embalaje, crean sus enormes montajes tridimensionales parasitando el interior de museos por todo el mundo.

instalación de cuerda de numen

Según ellos mismos describen su forma de trabajar, «la envoltura continua de unos tendones de múltiples capas se traduce en una superficie compleja y amorfa a través de un proceso que recuerda al crecimiento de las formas orgánicas».

Detalle de instalación en red interactiva de Numen

Aparte del impacto visual evidente, lo mejor de muchas de estas instalaciones es la posibilidad que tienen los visitantes de explorar y hacer suyo el interior. Al estar suspendidas, las estructuras flotantes se convierten en auténticos patios de recreo para todas las edades. Cada cierto tiempo, un número limitado de exploradores se adentra en lo desconocido y vagabundea por esta arquitectura efímera. La cinta translúcida o los huecos entre cuerdas entrelazadas evitan la claustrofobia, ya que podemos pasear o deslizarnos viendo a la vez a las personas que aguardan su turno más abajo.

Vista general de la instalación Field en Zagreb

A lo largo de los años Numen ya ha invadido con sus redes ciudades como Tokio, París o Melbourne, creando además espacios tan divertidos como el Field Zagreb, donde la tela de araña se transforma en un sinuoso campo de golf al que podemos asomarnos a través de unos hoyos desproporcionados.

Detalle de la instalación de numen en el bosque

vista exterior de la instalación en yokohama

Instalación de cuerda suspendida en Yokohama

Con nombres tan minimalistas como String, Tube, Net o Tape, las diferentes manifestaciones de este espectáculo participativo varían en cuanto a formas o materiales, y no solo se limitan a interiores, sino que también salen al aire libre, como las instalaciones levantadas en un bosque de la región italiana de Bolzano o en la ciudad japonesa de Yokohama. Una verdadera vacuna contra la aracnofobia.

Detalle de instalacion tela de araña en museo de numen

detalle de instalación en cuerda en museo de numen

Imágenes cortesía Numen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + diecinueve =