Casco ecológico para desplazarse por la ciudad

El ciclismo urbano es una práctica en auge en gran cantidad de países. Cada día, millones de personas utilizan la bicicleta para desplazarse por la ciudad, una realidad favorecida por la creciente oferta de programas municipales de alquiler y uso compartido. Sin embargo, muchos de estos usuarios no llevan casco cuando utilizan dichos servicios, algo que puede resultar fatal en caso de accidente.

Isis Shiffer junto con James Dyson

Consciente de este problema, Isis Shiffer, recién graduada del Instituto Pratt de Diseño de Nueva York y ciclista, se propuso ayudar a resolverlo. Su innovadora idea se llama EcoHelmet y ha ganado la última edición del Premio James Dyson, un certamen internacional que tiene como objetivo apoyar a las nuevas generaciones de ingenieros y diseñadores industriales.

Casco reciclable, económico y que se puede plegar fácilmente

Se trata de un casco reciclable, económico y que se puede plegar fácilmente como si fuera un acordeón. Gracias a su estructura de capas de papel en forma de panal, es posible llevarlo dentro de un bolso o una pequeña mochila y transformarlo de inmediato en un casco totalmente operativo cuando se necesite.

Introduciendo el casco en un bolso

Además, resulta excelente a la hora de absorber impactos y proteger la cabeza, como demostraron los ensayos llevados a cabo en el Imperial College de Londres, donde pasó los estándares de seguridad europeos. A pesar de estar elaborado con un material tan frágil a primera vista como el papel, el EcoHelmet es tan efectivo como un casco tradicional de poliestireno, dispersando la energía del golpe por toda la superficie de la cabeza.

EcoHelmet recibiendo un impacto

Para impermeabilizarlo incorpora un revestimiento biodegradable que lo protege de la lluvia durante un máximo de tres horas. Como es de suponer, Shiffer probó un montón de prototipos hasta dar con el diseño de tres bloques definitivo, que recuerda a los cascos de cuero de los años 70. Según ella misma confiesa, «los primeros prototipos funcionaban, pero parecían piñas, mientras que los modelos posteriores eran más estéticos, pero se desarmaban con facilidad».

 detalle del revestimiento biodegradable e impermeable

Desde Spitfire Industry, su propio estudio en Brooklyn, trabaja ahora en la creación de un sistema que permita la producción en masa de este tejido radial en forma de panal. Esto abarataría el proceso y posibilitaría la venta del EcoHelmet en los puntos de recogida de bicicletas compartidas a unos 5 dólares.

 Isis Shiffer en Spitfire Industry, su propio estudio en Brooklyn

Sin duda, el hecho de ganar el premio de 35.000 libras ha supuesto un enorme respaldo para el proyecto. Según James Dyson, el desarrollo de la neoyorquina «resuelve un problema evidente de una manera increíblemente elegante». Unas palabras que vienen del británico que construyó todo un imperio industrial al inventar la primera aspiradora sin bolsa del mundo. Toda una garantía de éxito.


Imágenes vía EcoHelmet y Premio James Dyson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =