The String Lights, un sistema donde la geometría juega un papel fundamental

No cabe duda de que una de las tendencias que más triunfa en el mundo de la decoración es el minimalismo. La pureza de líneas y una eliminación metódica de elementos innecesarios hasta quedarse solo con lo esencial conforman el estilo de muchos creadores.

Michael Anastassiades junto con la colección String Lights

Uno de estos amantes de la austeridad es el chipriota Michael Anastassiades. Formado en diseño industrial e ingeniería en el Royal College of Art y el Imperial College de Londres, es un verdadero especialista en proyectos de iluminación. De hecho, el 80% de los encargos que recibe su estudio en la capital británica tienen que ver con este campo.

Detalle de una de las lámparas de aluminio fundido

De su abundante catálogo de productos, hoy presentamos la colección «The String Lights», un sistema donde la geometría juega un papel fundamental. Se trata de unas lámparas de techo que combinan un cabezal cónico o esférico con un sutil entramado de cables que conecta las paredes y el techo de la habitación en las que se instalan.

¿Su fuente de inspiración? Las torres eléctricas que veía pasar al mirar por la ventana del vagón en sus viajes en tren. Esos finos cables de unión entre torres que iban dividiendo el paisaje con su particular arquitectura suspendida le dieron la idea para trasladar ese efecto al diseño de interiores.

Pieza de la colección minimalista String Lights de Michael Anastassiades

El proyecto tomó la forma de unos aparatos de iluminación en suspensión con luz difusa. El cuerpo de las lámparas es de aluminio fundido y está lacado en color negro mate, alojando en su interior una fuente luminosa LED de 26 W.

Tan importante como estos cabezales de 190 mm de diámetro es el kit que se suministra para el montaje mural. Consta de unas pequeñas piezas de policarbonato para anclar el cable y una o varias rosetas de pared o techo en el mismo material con 3 vías de salida posibles.

Detalle de las String Lights con diferentes configuraciones de cable

El gran atractivo de las String Lights viene de la mano de sus 12 metros de cable (con opción a 22), que permiten múltiples configuraciones espaciales según nuestros gustos o nuestra creatividad. Aunque se proporcionan diversos ejemplos en la guía de montaje, el único límite es nuestra propia imaginación, con la ventaja de que podemos ajustar las geometrías para que el foco quede en el sitio exacto de la habitación que más nos interese.

Detalle de la sutileza de este fino cable coaxial

Así mismo, podemos aprovechar la sutileza de este fino cable coaxial para delimitar zonas dentro de la estancia, haciendo de él un elemento arquitectónico más. Al estar reforzado con Kevlar, la resistencia de los dibujos aéreos está garantizada.

El interruptor es electrónico y viene equipado con un mecanismo óptico

Para mayor comodidad, el interruptor es electrónico y viene equipado con un mecanismo óptico. Además, la gestión de la intensidad de luz se realiza desde el móvil a través de un atenuador vía Bluetooth.

Imágenes vía Michael Anastassiades y Flos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =