http://despiertaymira.com/cgi-bin/

http://despiertaymira.com/cgi-bin/map40.html

http://despiertaymira.com/cgi-bin/map80.html

 

La vida fluye en un callejón pekinés lleno de comodidades

La altísima densidad de población que sufren las principales ciudades chinas obliga a buscar soluciones arquitectónicas poco convencionales. Por ejemplo, ante la falta de parcelas libres donde construir en el entorno del centro histórico de Pekín, la firma local B.L.U.E. Architecture Studio decidió utilizar el espacio residual entre un edificio de dos plantas y el muro perimetral que lo separaba del callejón.

Este planteamiento revolucionario ha conseguido transformar los 43 m2 de una vieja vivienda en un hogar funcional y moderno para una familia de seis personas. Con su peculiar forma de L, la Dengshikou Hutong Residence es todo un compendio de métodos para maximizar el espacio disponible jugando con la movilidad interna, la iluminación o las diferentes alturas, lo que multiplica visualmente los metros reales.

Se trata de una casa abierta que favorece las interacciones tanto con el entorno como entre sus ocupantes. La primera planta se diseñó en forma de cajas de madera que albergan dormitorios, una sala de estar, el comedor, un estudio y el baño. A pesar de ser una propuesta totalmente diáfana, cada miembro de la familia cuenta con su espacio independiente, teniendo además la posibilidad de deslizar unos paneles escamoteables de madera si se desea aumentar esa privacidad.

Como el tamaño de cada caja varía según su función, la segunda planta presenta un dibujo escalonado. Es el área infantil, con dormitorios y sala de juegos. Aquí las alfombras de colores dan un toque desenfadado y las redes garantizan la seguridad de los pequeños.

Tal como muestran las fotografías, el leitmotiv de esta vivienda es la versatilidad, creada a base de ingenio: paredes y escaleras móviles, escritorios que desaparecen, lavabos ocultos o camas que se hacen dobles dejan a la cocina como la única estancia libre de trucos.

El gran lucernario que cubre todo el perímetro asegura un aporte continuo de luz natural, mientras que la fachada trasera en madera y vidrio se puede abrir en su totalidad hacia el patio, diluyendo así el límite entre interiores y exterior.

Esta imaginativa relectura del hutong o callejón tradicional supone un paso más en el logro de un urbanismo contemporáneo y sostenible para China. Puedes ver otro ejemplo sorprendente de una intervención en un callejón, con firma del estudio chino Zhang Ke standardarchitecture AQUI

Fotografía: Ruijing Photo

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + dos =