Nascondido diseño de Pierre-Emmanuel Vandeputte

En una época en la que el concepto de espacio abierto gana terreno en la arquitectura de oficinas y hogares, el diseñador belga Pierre-Emmanuel Vandeputte ha decidido ir a contracorriente con su particular Nascondino.

Nascondido Inspirado en el juego infantil del escondite

Inspirado en el juego infantil del escondite (que le da nombre en italiano), este peculiar rincón es una invitación para recuperar nuestra intimidad a lo largo del día, al tiempo que nos garantiza un sitio personal para evadirnos de la realidad.

Vandeputte intenta paliar la ausencia de privacidad

Es cierto que la moda imperante de las oficinas diáfanas tipo loft, donde se diluyen las paredes y se huye a toda costa de las habitaciones separadas, puede crear a veces problemas de concentración o de ausencia de privacidad. Así que todo intento de paliar dichos inconvenientes es bienvenido.

Un bastidor de roble del que se suspende un trozo de fieltro

Este sencillo dispositivo consta de un bastidor estilizado en madera de roble del que se suspende un gran trozo de fieltro ovalado en tono gris pardo. Una tela gruesa en diferentes tamaños que se pliega a modo de pantalla para ofrecer este particular cobijo en el que perderse por un momento. Según las dimensiones elegidas, uno puede ocultar de pie casi todo su cuerpo o bien dejar piernas y brazos expuestos al escrutinio general en una especie de reafirmación propia del derecho a la soledad o de poético «sí, estoy aquí, vuelvo enseguida» para los compañeros o la pareja.

 Nascondino deja piernas y brazos expuestos

Para hacer más cómodo el rato de aislamiento, Nascondino se complementa con Pausa, un taburete realizado también en roble, con lo que la espera contemplativa puede dar paso a más opciones. Ambos diseños fueron presentados en la Milan Design Week 2016, donde su porte elegante no pasó desapercibido.

Nascondino oculta de pie casi todo el cuerpo

Nacido en 1991, Vandeputte se graduó en diseño industrial en la escuela de arte de La Cambre en 2014. Desde su estudio de Bruselas nos propone con cada creación un cambio de hábitos y una nueva percepción de la realidad a través de un cuidado trabajo artesano mezclado con unas gotas de surrealismo.

Imágenes vía Pierre-Emmanuel Vandeputte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =