módulo de descanso creado por Porky Hefer

Al diseñador de Ciudad del Cabo Porky Hefer le gusta sorprender al público con cada una de sus creaciones. Alejadas por completo de lo convencional, reflejan sus raíces sudafricanas y el amor que siente por la artesanía y las técnicas tradicionales como alternativa diferenciadora a la producción en masa.

modulo de descanso inspirado en los nidos de las aves

Por ejemplo, en una de sus últimas exposiciones, denominada Heart of Lightness e inaugurada el año pasado en Nueva York, replantea de forma radical el concepto de «módulos de descanso» que todos tenemos en mente. Fascinado por las aves tejedoras, muy abundantes en el África subsahariana, Hefer creó unas réplicas a escala humana de sus nidos con un acolchado interior en el que perderse.

modulo de descanso inspirado en los nidos de las aves tejedores

Todas las piezas fueron ideadas para estar suspendidas y poder así balancearse. Como confiesa el propio artista, al igual que los nidos en que se inspiran, «están destinadas a ser habitadas como un cangrejo ermitaño habita su concha». Para ello incorporan aberturas por donde colgar brazos y piernas, o incluso echar una ojeada al exterior mientras permanecemos tumbados plácidamente.

modulo de descanso realizado a mano con caña, rafia y fieltro

La totalidad de los diseños se confeccionaron a mano, utilizando acero, cuero, piel de oveja, rafia, caña o fieltro. En cuanto a las formas, aparte de nidos de pájaro o de avispa (estos últimos con su propio trocito de rama, que aporta un contexto natural instantáneo), obras como Bwa Leaf Mask o la llamativa Mask 1 deben sus particulares curvas a las máscaras ceremoniales de Burkina Faso, con esos ojos saltones tan característicos. Otras, sin embargo, se inspiran en los capullos que tejen las orugas y la atmósfera de protección que generan.

modulo de descanso Mask 1 inspirado en máscaras de Burkina Faso

modulo de descanso creado por Porky Hefer

Pero, sin duda, uno de las más originales es el modelo llamado James Brown, «el primer nido abstracto» según su creador. En este caso, dos esferas unidas por un túnel permiten explorar la pieza y sacarle partido tanto en su interior como en su exterior. Todo un canto al espíritu lúdico, que es realmente lo que pretende Hefer con estos sofás colgantes que evocan en parte el enfoque grandilocuente y un punto alocado de finales de los años 60.

sofa colgante lúdico james brown realizado en piel

detalle del sofa colgante lúdico james brown realizado en piel

detalle del sofa colgante lúdico james brown realizado en piel

módulo colgante con su ramita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =