Primera exposición en solitario del artista chino Li Hongbo en los Estados Unidos. Las impresionantes esculturas de papel están inspiradas tanto en el folclore tradicional chino como en sus años de estudiante, cuando aprendía escultura.