Hallingdal fue diseñada por Nana Ditzel en 1965. Desde entonces, este tejido es famoso por su durabilidad y por la variedad de colores.