Este diseño del estudio alemán Snug.studio (Hannover), es una manera ecológica de reciclar aquellas botellas y vasos de vidrio que ya no nos sirvan, reconvirtiéndolos en jarrones.