Vía @Architizer

Una casa con la fachada orientada al sur se ha transformado en algo funcional. El parque de atrás se convierte en parte de la casa al ubicar el salón y la cocina en la primera planta. El dormitorio y baño situados en la parte de atrás tienen enormes cristales a la altura de la vista que contribuyen a integrar las zonas verdes en la vivienda.

Ver resto del artículo en Architizer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 7 =