El objetivo fue conseguir la misma sensación que habitar una vivienda aislada para lo que se ajardinaron las terrazas. El material -en este caso hormigón- conforma la estructura y la piel del edificio. Un enorme volúmen a doble altura es el elemento diferenciador de este ático de 274m2 en el que, además, los enormes ventanales potencian las vistas espectaculares de la sierra y la ciudad. Proyecto de arquitectura  por el estudio ÁBATON.

Proyecto de decoración de BATAVIA.

El espacio protagonista en este apartamento es el salón, con más de 5m de altura de techos y acceso directo a una zona de estar exterior. Como en el resto de las viviendas esta zona se ha orientado al sur maximizando así el confort térmico y lumínico durante todo el año.

Este piso tiene sobre el salón una amplia zona de césped (perteneciente a las zonas comunes)  que contribuye durante el verano, a bajar en varios grados la temperatura interior.

 

La cocina, totalmente separada del resto de la casa, se proyectó abierta a la terraza ajardinada para disfrutar de las magníficas vistas mientras se cocina.

 

 

 

En la terraza se plantearon zonas de césped, árboles y grava. Además se diseñó una zona de comedor de verano solada con grandes piezas de hormigón y  accesible desde el salón.

Un estudiado sistema de aislamiento permite que sea un piso silencioso a pesar de tener encima tanto la piscina como la depuradora y las zonas comunes de la promoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − uno =