Diseñado por el arquitecto Moshé Safdie, consiste en una estructura triangular de hormigón reforzado que penetra la montaña de un lado y cuyos extremos quedan suspendidos en el aire. Se eligió la forma triangular  para poder soportar la presión de la tierra sobre el prisma y permitir la entrada de luz solar a través de un tragaluz de 200m que ofrece una vista imponente de la Jerusalén moderna.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 18 =