The High Line se construyó en los años 30 como parte de un enorme proyecto de infraestructura publica-privada llamada The West Side Improvement (la mejora del West Side) que elevó el transporte pesado 9 mts sobre el nivel de tierra, evitando la circulación de los peligrosos trenes por las calles del distrito más industrializado de Manhattan. Ningún tren recorre el High Line desde 1980.

Los «amigos del High Line» -una comunidad sin ánimo de lucro- junto con su socio la Ciudad de Nueva York, trabajan juntos para preservar y cuidar la estructura y el parque elevado que se ha plantado a lo largo de su recorrido.

FOTOS ANTES DE LA RECUPERACIÓN:

El equipo de arquitectos paisajistas James Corner Field Operations , junto con los arquitectos Diller Scofidio + Renfro crearon el paisajismo del parque público del High Line con la ayuda de diversos colectivos que apoyaban su creación. El parque se ha ido inaugurando por secciones y se terminó la última en la primavera de 2011.

FOTOS DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + tres =