Con un total de 26 metros cuadrados, Cabanas no rio es un pequeño hotel compuesto por dos módulos, con capacidad de albergar únicamente a dos personas. Este proyecto del arquitecto Manuel Aires Mateus, se encuentra a orillas de un río en Comporta, Portugal. Se inspira en la forma más básica de un bloque a cuatro aguas, logrando una construcción de una belleza asombrosa.

Consta de dos volúmenes independientes fabricados con paneles de madera reciclada que envuelven tanto el exterior como el interior de cada estancia. La función de cada cobertizo es diferente; uno está propuesto como dormitorio con aseo y una ducha que puede usarse tanto desde el interior como el exterior, mientras que el segundo se destina al salón y la cocina.

Fotografías: Nelson Garrido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =