¿Eres de los que piensa que las oficinas son siempre cubículos aburridos y sin gracia? ¿Trabajas desde casa y estás harto de no tener un espacio propio que estimule cada día tu creatividad? Entonces, quizá deberías echarle un vistazo al concepto Tetra Shed.

Este llamativo sistema modular diseñado por el arquitecto David Ajasa-Adekunle, del estudio británico Innovation Imperative, nace para personas que quieran experimentar un tipo alternativo de oficina donde trabajar al aire libre con una privacidad total. Una creación minimalista que recuerda a una roca, lista para ser instalada en el jardín o en cualquier otro espacio abierto que podamos imaginar, como un bosque o una playa.

Desde los bocetos iniciales de 2011, el proyecto ha ido perfilándose con ayuda de los métodos modernos de construcción, optimizando costes y eligiendo sistemas de ensamblado y materiales fiables y duraderos.

Tetra Shed tiene una huella hexagonal de 10,4 m2 (con 4 metros de longitud en su parte más ancha), una altura de 3,3 metros y 8,5 m2 de espacio interior. Está fabricada en madera contrachapada de abedul y el exterior puede pintarse o bien revestirse con diversos materiales, como caucho negro, corcho, cobre o zinc.

Otra de sus ventajas es que podemos elegir la configuración interna que más nos interese, añadir o quitar ventanas y escoger entre diversos acabados interiores. Además, cuenta con abundantes extras opcionales: altavoces empotrados, calefacción eléctrica por suelo radiante e iluminación LED directa o ambiental, todo ello controlable a través de una aplicación móvil específica.

Gracias a su diseño a base de paneles, basta con dos personas para montar esta oficina portátil que no necesita cimientos, al asentarse en un pedestal instalado sobre el suelo previamente preparado y nivelado. En cuanto al precio, está en torno a las 15.000 libras.

El proyecto de Innovation Imperative, concebido inicialmente solo para el mercado británico, ha despertado una gran expectación desde sus primeros pasos y se ha ido enriqueciendo con las sugerencias de futuros usuarios, ahora de toda Europa. Su enorme flexibilidad permite agrupar módulos individuales de Tetra Shed para crear todo tipo de instalaciones públicas y privadas: salas de exposiciones, aulas, locales comerciales, observatorios de aves o espacios para la meditación, entre otras posibilidades.

Y desde el punto de vista familiar, podría ser un magnífico cuarto de juegos para los niños, un cobertizo inusual para el jardín o una habitación de invitados sorprendente.


Imágenes cortesía Innovation Imperative

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 3 =