Situado en la pequeña aldea tibetana de Pai Town, en el área de Linzhi, el Centro de visitantes de Namchabawa acoge a todo aquel que se acerca para disfrutar de los atractivos naturales de la zona, como el cañón del río Yaluntzangpu o la gran montaña que da nombre a la construcción, de 7.782 metros de altura.

Obra del estudio chino standardarchitecture –fundado en 2001 por Zhang Ke–, sus rotundas paredes de mampostería en piedra y hormigón parecen, a primera vista, muros de contención de la ladera.

El edificio de 1.500 m2 está compuesto por cuatro volúmenes lineales de diferente anchura paralelos entre sí, a los que se accede por una escalera. Su diseño aparentemente hermético rompe con el canon de arquitectura popular del Tíbet y aprovecha los métodos tradicionales del trabajo en piedra de los artesanos «shigatse». Todos los componentes de las fachadas provienen de la región, teniendo los muros autoportantes unos espesores que oscilan entre los 60 y los 100 centímetros. Además, el uso de elementos como vigas de anillo, columnas o dinteles refuerzan la estructura frente a posibles terremotos.

Iluminado por diversos tragaluces, el espacio interior más extenso es la sala de recepción e información, que incluye la única gran ventana del centro, con vistas hacia el río y el pueblo. En el volumen adyacente, los visitantes acceden a los baños públicos y a la consigna de equipajes, mientras que la siguiente estructura cuenta con centro médico, cibercafé, espacio para el descanso de los conductores, vestuarios, oficinas y una tienda con suministros para las actividades al aire libre.

A mitad de camino, una angosta escalera conduce al segundo piso, provisto de salas de reuniones y una terraza ajardinada. Para garantizar la autonomía del centro, un depósito de agua se esconde bajo estos peldaños, y todos los cuadros eléctricos permanecen ocultos en el espacio subterráneo.

Bajo su aspecto fortificado, este bello ejemplo de arquitectura en piedra carece de cualquier adorno o referencia cultural. Aparte de constituir un punto de referencia para senderistas, cumple también las funciones de centro de la ciudad para los lugareños, actuando como dinamizador de este enclave tibetano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + cuatro =