Todo buen aficionado a la astronomía tiene un objeto celeste favorito. Posiblemente presida algún rincón de su casa en forma de póster, aunque sería estupendo si esas dos dimensiones pudieran transformarse en un objeto con volumen. El problema es dónde encontrar, por ejemplo, una buena réplica de Venus o de algún planeta enano como Ceres.

replica de venus impresa en 3d

replica de ceres

El emprendedor George Ioannidis tuvo la misma dificultad, en este caso buscando un duplicado de Marte en numerosas tiendas. Como ninguno le convencía, decidió fabricarlo él aprovechando sus conocimientos de impresión 3D. El resultado fue tan bueno que pronto le encargaron otro, y luego otro, y otro. Así nació su pequeña empresa londinense Little Planet Factory.

replica de marte impresa en 3d

replica de marte con detalles topográficos

Su oferta actual de productos es muy extensa, ya que incluye planetas individuales, lunas, asteroides, sistemas solares completos y hasta cometas o alguna creación de ciencia ficción.

replica de varios planetas y lunas

Las miniaturas oscilan desde los 200 mm de diámetro hasta algo tan pequeño como 10 mm. Con este rango de medidas, se pueden lucir en el escritorio o bien disfrutar de los detalles moviéndolos en la palma de la mano.

replicas de todos los tamanos

Para alguien que creció viendo la serie Cosmos de Carl Sagan, la precisión es un asunto fundamental, así que Ioannidis recrea cada detalle con los mejores datos a su alcance. El modelo digital de alta resolución obtenido pasa después a una impresora tridimensional que va creando el objeto capa a capa desde la base, colocando cada color y cada elevación con exactitud.

replica de la tierra

replica de la tierra

Este método de producción evita así las costuras ecuatoriales, algo común en los globos terráqueos al uso. Además de obtener esferas homogéneas y espectaculares (basta fijarse en las reproducciones de la Tierra o de Júpiter), los tamaños se pueden personalizar, escalar y se pueden incorporar detalles a todo color, lo que resulta imposible en una fabricación tradicional.

replica de jupiter

Tras acabar la impresión, cada pieza es inspeccionada a mano y se le aplica una capa de revestimiento para protegerla. Y para los que no se conforman con solo un fragmento del universo, Little Planet Factory ofrece sets variados, como los ocho planetas a escala del sistema solar o los cuatro satélites descubiertos por Galileo. Aunque en esta ocasión habrá que cambiar el telescopio por la lupa.

replica de la luna

replica de los oceanos de marte

replica de venus

replica de la tierra impresa en 3d

replica de mercurio

Imágenes gentileza Little Planet Factory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 3 =