Hoy recalamos en Punta del Diablo, un pueblecito costero situado en el sureste de Uruguay, cerca de la frontera con Brasil. A tan solo 200 metros de la playa que les da nombre se levantan en la actualidad las casas Rosa de la Viuda, dos viviendas de alquiler turístico proyectadas en 2016 por los arquitectos Germán Gil Vázquez y Silvia María Freiria.

La historia de esta intervención se remonta a los años 50, cuando el abuelo del actual propietario compró las parcelas como una inversión de futuro. Las escrituras permanecieron olvidadas dentro de un baúl durante muchos años hasta que la familia las rescató y decidió sacar partido a un enclave natural tan atractivo.

Se decidió edificar dos casas simétricas de una sola planta, una en cada extremo de la finca, dejando así terreno suficiente para posteriores actuaciones, si fueran necesarias. La premisa básica era afectar lo menos posible el entorno natural de dunas y acacias ya existente.

Otro de los condicionantes del proyecto era la cercanía del Atlántico. La brisa que llega del océano refrescaría de maravilla las viviendas, pero las sales que contiene iban a dejar su huella rápidamente en caso de utilizar elementos metálicos exteriores. Así pues, el tándem creativo diseñó un espacio rectangular con una enorme galería en forma de L abrazando el espacio habitable interior. Este corredor al aire libre protege del sol directo, y gracias al asador y las zonas de servicio que alberga se convierte en un espacio lúdico muy familiar.

Para evitar las oxidaciones, se trabajó con bloques de hormigón, que proporcionan altas prestaciones térmicas en los muros y las aberturas. De esta forma se consiguió un lugar muy fresco para el verano y un buen refugio en los temporales.

El interior está presidido por la zona de estar y la cocina. Su abundante acristalamiento de suelo a techo aporta un ambiente luminoso, mientras que la privacidad queda garantizada mediante contraventanas de madera y estrechas aberturas en las áreas que dan a la calle.

A todo ello hay que sumar una amplísima terraza panorámica situada en la azotea, desde donde se puede disfrutar de unas estupendas vistas al mar y al resto del paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 18 =