Hoy presentamos una casa de campo en madera inspirada en las cabañas de pescadores. Construida junto a un estanque en la región checa de Vysočina, a una hora en coche de Brno, está rodeada de naturaleza. De hecho, se trata de un enclave de humedales protegido, por lo que la legislación para nuevas construcciones en esta zona es bastante estricta: el área máxima edificable es de tan solo 50 m2, mientras que la altura no debe superar los 5 metros.

Así pues, Atelier 111 Architekti, el estudio encargado del proyecto, tuvo que recurrir al ingenio para soslayar estas restricciones. Se tomó como modelo la humilde cabaña tradicional de tejado a dos aguas y se replicó cuatro veces, conectando tres de ellas y manteniendo la cuarta separada. De esta forma se consiguió un área total de 72 m2.

En el interior se apostó por un espacio diáfano, con un acceso a través de la cocina, que hace de distribuidor hacia el dormitorio principal, la sala de estar y el baño. Las áreas comunes y el dormitorio incorporan grandes acristalamientos para poder disfrutar de vistas panorámicas al estanque y al bosque de robles centenarios, al tiempo que aseguran un suministro abundante de luz natural.

La zona abuhardillada –a la que también se accede desde la cocina– se convierte en un altillo divertido para los niños de la familia en el que jugar y dormir. Como se ve en las fotografías, todo se ha optimizado para aprovechar al máximo una superficie limitada.

En cuanto al cuarto módulo, algo más cercano a la orilla, tiene una doble función. La parte posterior sirve como amplio espacio de almacenaje, mientras que el lado que mira hacia el agua es un porche cubierto. Este tipo de disposición abierta tenía como función secar las redes de pesca en las cabañas tras una jornada de trabajo, aunque ahora resulta perfecto para instalar sillas o mecedoras desde donde contemplar tranquilamente el paisaje.

Atelier 111 decidió dar un papel principal a la madera, que es la protagonista a la hora de definir tanto el aspecto exterior como los interiores. Los muebles a medida completan la elegancia de un diseño minimalista que prima la tranquilidad y el contacto directo con la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + dos =