El Monumento Nacional del Holocausto de Ottawa (Canadá) rinde homenaje a los seis millones de judíos asesinados por los nazis y sus colaboradores durante la Segunda Guerra Mundial, así como a todas las demás víctimas de un régimen que exterminaba a gitanos, homosexuales y a cualquier otra persona que no encajase en su ideario político y religioso. También representa un tributo al coraje de los hombres, mujeres y niños que, huyendo de la masacre, fueron capaces de llegar finalmente a suelo canadiense.

 

Este impresionante símbolo de 3.200 m2 –ideado por la firma estadounidense Studio Libeskind– está situado en la esquina de las calles Booth y Wellington, frente al Museo de la Guerra de Canadá, al que conecta con el centro histórico de la capital.

Tomando como base arquitectónica la estrella de David, el monumento se desarrolla en seis volúmenes triangulares de hormigón visto. La estrella sigue siendo el símbolo de los judíos y era la marca obligatoria que les exigían llevar bien visible los nazis para poder identificarlos. Se convierte así en una alegoría del exterminio y la intolerancia, pero también de la esperanza.

En vertical muestra dos planos físicos con distinto significado. El ascendente es una metáfora del futuro, mientras que el descendente conduce a los visitantes a unas zonas diseñadas para la contemplación y el recuerdo. Allí encuentran un espacio de interpretación con la historia canadiense del Holocausto, un área central de reunión y el impresionante Cielo Vacío con su Llama de la Memoria: una torre triangular de 14 metros de altura a cielo abierto que encierra al visitante como una moderna catedral. La opresión de los inmensos bloques de hormigón desnudo frente a la visión prometedora de la libertad.

A fin de evocar el ambiente de la época, el artista canadiense Edward Burtynsky incorporó fotografías de gran formato al hormigón. Son instantáneas sobrecogedoras en blanco y negro de los lugares del horror (campos de exterminio y bosques), un duro reflejo de la soledad y el desaliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =