En anteriores ocasiones hemos tratado el tema de la renovación de las viviendas tradicionales del viejo Pekín y sus hutongs (los estrechos callejones que las separan). Los habitantes de la ciudad desean abrazar la modernidad, pero sin perder unos valores culturales muy arraigados.

Hoy nos centraremos en el proyecto Springs Whispers Book Club, la primera biblioteca nacional de revistas sobre arte, cine y música, una realización del equipo local Fon Studio, integrado por tres amigos entusiastas del diseño y las artes visuales.

Ubicada en el distrito Xian Yu Kou, con vistas a un canal de nueva construcción y con varios hutongs intercalados, el entorno de plantas de hoja perenne y el camino de adoquines invitan al sosiego.

La nueva biblioteca se asienta en una casa tradicional de tres habitaciones. Para equilibrar lo antiguo con lo contemporáneo, había que analizar cada rincón del viejo edificio. Se comprobó que algunas estructuras originales de madera estaban dañadas o torcidas, por lo que se ideó un sistema de refuerzo a base de teca y acero para conservar parte del aspecto exterior de la vivienda.

En el interior, se dio protagonismo a la exhibición de las revistas, con una gran área de estanterías en madera y acero revestido de color blanco. Dada la limitada superficie de este edificio de una sola planta (70 m2), se diseñó un espacio casi diáfano con zonas que favoreciesen la concentración y el bienestar de los lectores.

Así pues, se instaló un gran ventanal frente a las revistas para generar curiosidad e incitar a los paseantes a entrar, pero también se colocaron celosías plegables de listones para proteger al público del sol, alternando espacios acristalados más estrechos que permiten disfrutar de las vistas del canal y los sauces llorones.

Además de los puntos individuales de lectura, se dispuso una gran mesa central de trabajo donde comentar ideas sobre el contenido de los libros y las revistas. En cuanto a la techumbre y los pilares originales, se mantienen bien a la vista para no perder la esencia del lugar. Y la elección del terrazo gris en suelos y como color de revestimiento vertical, crea una atmósfera relajada que invita a la conversación espontánea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 6 =