La empresa mallorquina CAMPER es todo un icono del diseño en el sector del calzado. Pero además de sus propias creaciones, ese aire desenfadado también se traslada a cada uno de sus puntos de venta, por ejemplo, a su tienda del barcelonés Paseo de Gracia, situada justo enfrente de la Plaza de Cataluña.

vista general nueva tienda camper

El proyecto ha contado con la colaboración del arquitecto Kengo Kuma, que realizó una nueva lectura de un elemento común en las culturas japonesa y catalana: la humilde teja de terracota.

la humilde teja de terracota elemento común en la cultura catalana y japonesa

Esta pieza tradicional, presente en infinidad de tejados a lo largo de la historia, homenajea ahora a los edificios de la Ciudad Condal, en concreto a las bóvedas cerámicas. Un referente utilizado en sus obras por figuras como Gaudí se transforma aquí en la unidad básica que da forma a estanterías, mostradores y asientos.

nuevea tienda camper en paseo de gracia de barcelona

mostrador y asientos de terracota en la tienda camper

Las paredes aparecen cubiertas por un llamativo despliegue de tejas acanaladas en semicírculos. Estas colmenas contemporáneas son los huecos donde se exhiben las nuevas colecciones. Los productos descansan sobre cada pieza y, a veces, la composición geométrica se altera a fin de conseguir huecos mayores para que quepan botas, mochilas o bolsos.

detalle de las composiciones geometricas de las tejas de terracota para bolsos y mochilas

El nuevo sistema de anclaje de Kengo Kuma reinventa el uso del material, elaborado de manera artesana por Ceràmica Cumella, el mismo fabricante que suministró los mosaicos a Gaudí para su Parc Güell. Así pues, todo el diseño tiene un hilo conductor que refleja la herencia ancestral de Japón y del Mediterráneo, mostrando lo mejor de ambos mundos.

detalle de la composición de tejas de terracota ideadas por kengo kuma

A diferencia de la teja nipona, que suele estar barnizada, en la tienda Camper aparece sin ningún tipo de revestimiento, fiel al espíritu latino. La abundancia de piezas proporciona un aspecto de complejidad, aunque todo parte de un trazado bien simple. El material se fija a la pared gracias a una estructura metálica, creando un entramado muy sólido.

detalle del nuevo sistema de anclaje ideado por kengo kuma

La verticalidad se parte en dos mediante un falso techo: el tramo inferior conserva la dirección de las bóvedas laterales, mientras que el superior se orienta de forma transversal. El fondo continuo oculta la trastienda y conduce a la original zona de atención al público.

detalle del falso techo

Una paleta bicolor donde el blanco complementa el tono de la arcilla cocida en una estética que fusiona arte, diseño industrial y moda.

Imágenes gentileza: Subliminal, Miguel de Guzman y Rocío Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 8 =