La Casa Mosogno, mirador privilegiado sobre el valle suizo de Onsernone, ha recuperado su imponente presencia gracias al estudio Buchner Bründler Architekten. Asentada sobre una cresta de montaña, sus edificios de piedra se alzan desafiantes incluso para el diminuto pueblo de Mosogno di Sotto, situado algo más arriba.

El conjunto de viviendas había albergado a varias generaciones, aunque llevaba abandonado casi diez años, con el consiguiente deterioro en interiores y tejados. Así pues, el reto de esta rehabilitación era preservar la mayor parte de la historia acumulada sin renunciar a un enfoque contemporáneo.

El paso del tiempo se había cebado con los elementos de madera, como vigas o separaciones entre plantas, por lo que el antiguo edificio principal se convirtió en una casa de verano. Se desmanteló toda la estructura intermedia, lo que dio lugar a una gran sala presidida por la chimenea de piedra. En vez de ocultar la historia bajo una capa uniforme de enlucido blanco, se mantuvo visible en las paredes.

 

Los usos de cada habitación original se deducen fácilmente en el piso superior, mientras que más abajo destacan las piedras desnudas de la bodega. Un gran marco doble de metal refuerza las paredes rescatadas y encuadra la chimenea.

Como no fue posible aprovechar el tejado de madera, este salón estival posee ahora un techo de acero corrugado, de modo que el aire y los sonidos del entorno más inmediato se perciben en el interior. Tampoco se pudo salvar la madera en un pequeño cuarto situado al lado del salón –acondicionado ahora como baño–, por lo que se remató con una cúpula de hormigón de inspiración oriental.

Por su parte, el anexo primitivo hacia el oeste se encontraba en mucho mejor estado, lo que permitió conservar el tejado de vigas de madera. El interior se revistió en el mismo material hasta lograr un espacio práctico y acogedor donde pasar la temporada invernal.

Los artesanos locales se encargaron de la restauración de los muros de piedra seca, en especial de la enorme terraza frente al valle, que ofrece una panorámica impresionante de la riqueza natural del Tesino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =