La diseñadora canadiense Ying Gao ha creado dos vestidos robóticos capaces de responder a estímulos externos. Las ondulaciones de ambas prendas –incluidas en su proyecto «Flowing Water, Standing Time»– se expanden, se contraen e interaccionan con el espectro cromático como si fueran seres vivos.

Gao es conocida por combinar moda, diseño industrial y robótica a la hora de idear sus colecciones. Aunque en sus anteriores trabajos la ropa se transformaba en función de las personas que se acercaban, girando, enroscándose o incluso iluminándose al mirarlas fijamente, ahora son los colores del entorno los responsables del movimiento.

Esta vez la inspiración llegó de la mano del neurólogo Oliver Sacks y de un relato de su libro «El hombre que confundió a su mujer con un sombrero». En él incluye el caso clínico de Jimmie G., un antiguo marinero de 49 años convencido de tener 19 desde que dejó su profesión. Solo cuando Sacks le hace ver su cara en un espejo es capaz de tomar consciencia de su edad real, volviendo a su mundo juvenil al mirar hacia otro lado. Jimmie vive anclado en ese recuerdo perpetuo, y su percepción alterada le hace oscilar entre dos identidades, en una especie de flujo permanente.

Los vestidos de la diseñadora canadiense muestran también ese fluir continuo cambiando de forma sin cesar. Elaborados con una mezcla de silicona, organza, vidrio y dispositivos electrónicos, aquí la metamorfosis se desencadena a través de los colores. Del mismo modo que un camaleón transforma los tonos de su piel adaptándolos a su entorno más próximo, los colores y las formas de cada prenda varían según el espectro cromático.

Se crea así una consistencia líquida en los tejidos, llenos de efectos iridiscentes y reflectantes, a medida que responden a los estímulos exteriores. Las telas irradian vida con su fluir lento y brillante, una imagen que nos sorprende tanto que no podemos dejar de mirar.

La nueva colección de Ying Gao se presentó a principios de año en la House of Electronic Arts de Basilea y se volverá a mostrar en el Museo Nacional de Escocia dentro de una exposición dedicada a las nuevas tendencias en el mundo de la moda, del 26 de junio al 20 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =