Impression Sanjie Liu es un espectáculo musical nocturno creado por el famoso director de cine Zhang Yimou. Tiene como escenario uno de los mayores teatros naturales del mundo, formado por un tramo del río Li y los llamativos picos kársticos de Yangshuo, en el sureste de China. Con más de 600 artistas locales en escena, no es de extrañar que este alarde de luces, canto y coreografías lleve ya en cartel 15 años.

Un paisaje tan grandioso deja poco lugar para las sorpresas. Sin embargo, el estudio LLLab. se encargó el año pasado de ofrecer nuevos alicientes para esta joya natural, y lo hizo con un material tan versátil como el bambú. Las agrupaciones espontáneas de cañas y hojas entremezcladas sirvieron de inspiración para idear varias estructuras.

En primer lugar, se creó una ruta de farolillos vegetales esparcidos por el suelo de uno de los caminos que lleva al escenario. A medida que los visitantes avanzan en el recorrido, su tamaño aumenta, desde los más pequeños –de 0,3 metros de altura– hasta los últimos, capaces de albergar a varias personas.

Cada estructura se compone de cuatro capas: un armazón de cañas arqueadas con calor, dos revestimientos de cintas de bambú entretejidas a mano y una lámina plástica impermeable entre ellas. El método artesanal utilizado no requiere clavos ni adhesivos, ya que es el propio trenzado aleatorio de las cintas el que mantiene su forma.

De día, muestran su sólida coraza amarillenta, evocando las cabañas primitivas. Pero al caer la noche, la iluminación las transforma en una cáscara porosa. La luz difunde a su través y juega con las proporciones de las torres calizas del horizonte.

Más adelante nos encontramos con una estructura aún más espectacular: cuatro inmensas cubiertas que parecen carecer de apoyos firmes. Solo unas cuantas plantas de bambú atraviesan los techos orgánicos, y aunque obviamente no los sostienen, sirven para ocultar las columnas metálicas que hacen el trabajo en realidad.

Con alturas que oscilan entre los 2,4 y los 4,4 metros, su contorno envolvente está tejido con las mismas tiras de bambú que los farolillos, pero a una escala desbordante. Un parasol gigantesco que combina muy bien con la teatralidad y la belleza del entorno.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 20 =