La potencia expresiva del hormigón visto permite jugar con los volúmenes y construir experiencias sugerentes como la Casa Phoenix, obra de Sebastián Mariscal Studio. Ubicada en Encinitas, ciudad costera a unos 40 kilómetros al norte de San Diego, la audaz disposición de macizos y vanos forma claroscuros muy marcados en su interior.

Los propietarios, un matrimonio con tres hijos, habían perdido su vivienda en uno de los incendios que asolan periódicamente esta parte de Estados Unidos. Tras barajar varias alternativas, decidieron apostar por una estética rotundamente contemporánea.

Solo deseaban una casa minimalista y cálida que acogiera también su colección de arte moderno; lo demás quedaba en manos de la firma californiana. Así pues, se huyó de un planteamiento formal tradicional y se invirtió el uso típico de las plantas, dejando las áreas comunes en la superior. De esta manera, la familia puede disfrutar allí de las vistas al Pacífico.

Los diferentes volúmenes se unen mediante escaleras y puentes, dejando en ellos aberturas estratégicas que inundan de luz el piso superior y ofrecen una versión tamizada en los dormitorios.

La abundante vegetación exterior diluye en parte la rotundidad de los bloques, creando al mismo tiempo un sendero atractivo hacia la entrada de la vivienda. Una vez traspasada su puerta de caoba, el vestíbulo a doble altura invita a iniciar un recorrido donde las obras de arte ponen las notas de color.

Mariscal baja la altura de los techos en las zonas de paso y la eleva en los espacios a las que conducen. Es una alternativa a las grandes plantas abiertas que hace posible obtener experiencias distintas en cada una de las habitaciones.

Además del efecto estético de un encofrado con tablas de abeto Douglas, el hormigón mantiene frescos los interiores de día, mientras que por la noche va liberando el calor a medida que baja la temperatura. El tejado está provisto de cubiertas vegetales, y unos paneles solares cubren hasta el 40 % de las necesidades energéticas, quedando a cargo de una bomba geotérmica el sistema de calefacción.

Impregnada del espíritu del sur de California, la Casa Phoenix –a ratos contemplativa y a ratos exuberante y dinámica– cumple con creces todas las exigencias de sus dueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − siete =