En el cantón suizo del Valais, se denomina «mayen» a la pradera de media montaña que sirve de alimento al ganado en primavera y otoño. Por extensión, el término pasó a designar también los pequeños refugios de piedra donde se resguardaban los pastores y sus rebaños durante esos periodos de trashumancia.

Muchos de esos viejos «mayens» están siendo ahora restaurados para darles una segunda vida como alojamientos rurales. Hoy nos detendremos en uno de ellos, la Casa Gaudin, situada en Les Grillesses, dentro de la región de Hérens.

Esta cabaña de piedra –aislada a una altitud de 1760 metros– se construyó en 1878 y daba cobijo a los animales en la parte inferior. A pesar de haber sufrido varias modificaciones a lo largo del tiempo, conservaba bastante bien el carácter tradicional de estos refugios alpinos. Así pues, el estudio local Savioz Fabrizzi Architectes se limitó a desmantelar los añadidos para sacar a la luz su forma original, elevándola ligeramente a fin de ganar algo de altura bajo el tejado.

Diseñada como un abrigo acogedor donde pasar las vacaciones en cualquier época del año, el piso superior es ahora un espacio diáfano con sala de estar, comedor, cocina y baño, mientras que la planta baja alberga los dormitorios. En esta última se conservó el dintel curvo que marca la antigua puerta de entrada del rebaño, convertida hoy en una ventana de la zona de descanso.

La remodelación ofrece un interior muy luminoso, con acristalamientos en todas las fachadas para aprovechar al máximo el sol y la luz natural. En el lado sur destaca el gran mirador rectangular del área común, que brinda una panorámica espléndida de los Alpes.

Todo el interior se revistió con paneles de alerce, cuya calidez equilibra la aspereza de unos muros de piedra ideales para soportar los rigores de la montaña. Así mismo, se incluyó una estufa de leña como sistema de calefacción en la planta principal.

El buen tiempo invita a tener la Casa Gaudin como campamento base a la hora de hacer excursiones por los distintos valles. Aunque sea especialmente apreciada en invierno por su ubicación privilegiada junto a las pistas de esquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *