La isla griega de Kárpatos, entre Creta y Rodas, emerge salvaje en el sureste del Egeo. Su paisaje de acantilados irregulares y zonas de matorral está expuesto a fuertes vientos, una característica que ha atraído a muchos practicantes del windsurf. Entre ellos, una pareja franco-sueca que se enamoró del lugar y decidió levantar allí su residencia de verano.

Tras una larga búsqueda, encontraron el terreno ideal en un promontorio con vistas al mar y a la playa de Afiarti. Ahora el reto consistía en integrar la sinuosidad del relieve en la vivienda u optar por algo claramente rompedor. El estudio OOAK Architects (One Of A Kind), con sede en Estocolmo, escogió sin dudarlo la segunda opción para crear la Casa Patio.

Su diseño en torno a un espacio abierto central la protege de las rachas de viento, mientras que una serie de vacíos diluye los límites entre interior y exterior. Respecto a su ubicación, se aprovecharon las dos mesetas naturales del lugar a diferente nivel. Para acercarse aún más al Egeo, el edificio sobresale en voladizo de la zona más alta, a modo de concha atrapada por la roca y fusionada con el entorno. Esta disposición crea desde el interior el efecto de que la vivienda está flotando sobre el mar.

En el interior, la rotundidad brutalista del hormigón se atenúa con detalles cálidos, como la carpintería en madera, las paredes enlucidas o el tono verde de la cocina. Así mismo, las alfombras y el colorido suave del mobiliario ponen el contrapunto justo a unas vistas increíbles, enmarcadas por las ventanas panorámicas.

Un paso abierto a través del edificio con varios tramos de escaleras conectan la casa con una amplia terraza al aire libre situada en la meseta más baja del terreno. A su vez, uno de los laterales de la vivienda se eleva para formar un ala independiente para invitados con su propio horizonte azul.

El área en voladizo se construyó con la ayuda de vigas Vierendeel, mientras que la estructura del resto es de hormigón armado in situ. Una solidez que contrasta con el interior abierto, fluido y ligero para descansar al sol pensando ya en la próxima sesión de windsurf.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *