La península de Jutlandia cuenta con una larga historia y un paisaje llano ideal como tierra de cultivo. En su extremo norte, la ciudad danesa de Hjørring acoge un nuevo centro para la difusión de esa rica cultura agrícola de la región.

El Kornets Hus (literalmente, la casa de los cereales) ha sido diseñado por el estudio noruego Reiulf Ramstad Arkitekter combinando elementos de la arquitectura local con una distribución contemporánea del espacio. Ubicado en los terrenos de una granja y una panadería ya existentes, el edificio muestra orgulloso su imponente fachada en forma de L revestida por completo de ladrillo rojo.

Su objetivo no solo es destacar el papel de la industria alimentaria –el principal motor económico de la península hasta el siglo XIX–, sino también ofrecer a los visitantes un entorno inspirador donde trabajar ellos mismos el grano a la vez que intercambian experiencias con los profesionales del sector.

Así pues, aunque el edificio rompe de manera abrupta la horizontalidad de los campos de trigo, su vocación es ser un escaparate permanente de los mismos. Una orientación hacia el exterior a base de paredes acristaladas enmarca las vistas del paisaje y llena de luz natural un interior diáfano. Para evitar las columnas, toda la estructura se sustenta gracias a un espectacular entramado de vigas de madera. Esto proporciona una flexibilidad absoluta a la hora de distribuir cada una de las actividades educativas del centro.

Sin embargo, lo que más llama la atención del Kornets Hus son sus remates laterales. Las vertientes del tejado se elevan y se truncan en los extremos para dar origen a dos grandes tragaluces inspirados en los hornos de pan clásicos. Bajo ellos, este aumento de volumen se aprovecha como áreas de exposición y enseñanza. Por su parte, los talleres prácticos de panadería se desarrollan en torno a un gran horno central.

Los paneles de roble revisten todo el interior y enlazan con el entramado de vigas para potenciar la calidez de un ambiente típicamente nórdico. Jugando con la angulosidad, el equipo de RRA logra un edificio atractivo que homenajea la herencia rural de Dinamarca con materiales tradicionales y espíritu netamente contemporáneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *