Cada día somos más conscientes del problema que suponen los residuos plásticos. Según cálculos de la Agencia de Medio Ambiente de la ONU, cada año llegan al océano 13 millones de toneladas, de las cuales solo una quinta parte procede de fuentes marinas, como los trozos de redes de pesca y otros aparejos.