Sabido es que el uso indiscriminado del plástico como material envolvente en la comercialización de alimentos está llegando a proporciones insostenibles e irracionales por lo que atañe a su presunta funcionalidad (¿quién no ha visto alguna vez fruta pelada y envuelta en plástico para su venta en supermercados?). Nuestros mares padecen los efectos más desastrosos …