RO, palabra danesa que significa tranquilidad. Así ha bautizado Fritz Hansen y Jaime hayón (el diseñador) esta reinterpretación de un sillón orejero presentada e la pasasda edición de la Feria del mueble de Milán.