Renovación de la conocida «Casa Rado» (1956-57) del arquitecto checo Ladislav Rado, por Peter Gluck and Partners Architects. Una de las restricciones impuesta en esta reforma fue que sólo se podrían añadir 1000m2 al proyecto original, además de contar con un presupuesto muy ajustado.