Una casa a medida para jugar y dejar volar la imaginación. Los arquitectos barceloneses Anna y Eugeni Bach, diseñaron y construyeron esta pequeña casa de juego para sus hijos, en el jardín de la granja que sus abuelos tienen en el sur de Finlandia.