Proyecto de Li Xiaodong  en la pequeña aldea de Huairou, a las afueras de Pekín.   El objetivo fue modernizar el pueblo mediante la construcción de un espacio de lectura en un ambiente tranquilo; por otro, potenciar la naturaleza de alrededor en la arquitectura.