La ordenanza pública nos obligaba a construir dos edificios para conseguir la máxima edificabilidad en la parcela, por lo que planteamos un primer edificio desde la calle, como un elemento singular pero tranquilo que diera una imagen de continuidad con el vecindario. Al mismo tiempo, dada la inexistencia de una normativa reguladora de la demanda …