Proyecto de John Wardle Architects consistente en la transformación de un redil de ovejas en una moderna casa de invitados.  Este humilde y sencillo espacio se ubica en un terreno de granja al norte de la isla Bruny (Tasmania) con vistas al mar.