La idea de este hotel la desarrolló el curador Gianni Jetzer para la Exposición Nacional Suiza «Everland» 2002. Se construyó en Burgdorf y posteriormente, se trasladó al lago Neuchâtel .