Prototipos diseñados por el Estudio Cannatà & Fernandes Arquitectos  (Oporto, Portugal) por encargo de la compañía DTS para la Feria Concreta 2003. El desarrollo de una tipología modular que diera solución a cuestiones como vivienda temporal, observatorio medioambiental, puesto de bomberos, bar, quiosco, era una prioridad.