Es la piscina más profunda del mundo. Está en Bélgica y fue diseñada por el buceador profesional John Beernaerts.