A primera vista pueden parecer esculturas minimalistas, pero en realidad es una nueva gama de equipos deportivos diseñados por el estudio alemán Kenko. Pensados para el hogar, resalta tanto la sencillez de las formas como el valor decorativo de las piezas por sí mismas.